Regulación del capital privado

Es preciso exponer de manera concisa y clara cuál es la regulación del capital privado en Barcelona, así como en el resto de España. Todas las actividades que se realizan y que tienen que ver con el préstamo privado, aglutinando en torno a ello las transacciones y las operaciones de préstamo particular, son totalmente legales y están reguladas por normativas muy claras al respecto.La entrada en vigor de la Ley 2/2009, BOE del 1de abril de ese año, regula todos los aspectos relacionados con el préstamo particular, En el capítulo II, concretamente, en el epígrafe que dice "Actividad de contratación de préstamos o créditos hipotecarios", detalla toda la normativa a cumplir. Por lo tanto es posible decir sin temor a equivocarnos que existen normativas que regulan el capital privado en Barcelona y en toda España, se trata de una actividad permitida por la ley vigente. Esta regulación confiere mayor seguridad y confianza a nuestros clientes.
Regulación del capital privado

Los créditos y préstamos de capital privado han sido tradicionalmente concedidos por entidades bancarias, estas operaciones siempre han sido supervisadas y reguladas por el banco central de España. Existe también una legislación muy definida y precisa que se refiere a este tipo de cuestiones y que normativiza todas las actividades relativas al sistema financiero y bancario, englobando también las cajas de ahorro. Esta legislación se enmarcaban en la ley 2/1994 del 30 marzo. Sucede que cuando tuvo lugar el comienzo de la crisis financiera muchos de los clientes de los bancos se encontraron con la imposibilidad de acceder a los créditos que antes ofrecían, ello se debió a un incremento en las restricciones y un endurecimiento de las exigencias que estas entidades financieras imponían para poder obtener un préstamo. Por lo tanto, particulares y empresas se vieron ante la necesidad de buscar nuevas fuentes de financiación, las cuales se encontraban en el capital privado.

La regulación del capital privado cumplió la función de ofrecer seguridad y confianza a los clientes de estas empresas. Las leyes que se pusieron en marcha regulan todas las cuestiones, trámites y gestiones que realizan estas compañías de capital privado. Por lo tanto la regulación del capital privado definió claramente muchos de los aspectos que marcan las operaciones financieras de los prestamistas particulares. Éstos deben estar registrados de manera oficial y las actividades que realizan deben estar documentadas en la forma debida, con la finalidad de que luego sea posible efectuar la tributación que corresponda.

Cuando hacemos alusión a la regulación del capital privado, debemos subrayar que los prestamistas particulares tienen que trabajar con unos documentos autorizados y que sean válidos en aquellos términos y condiciones que la ley exige. Estos documentos tienen que explicar con una claridad absoluta la fecha, tasas, intereses, todo aquello que el usuario adeudará.

En todo momento los profesionales que trabajen en el sector del préstamo privado deben asesorar sobre cuáles serán las condiciones que se pueden imponer en un caso de impago por parte del prestatario.

No obstante, el ministerio de sanidad y de consumo también regula las actividades que llevan a cabo los prestamistas privados y existen una serie de leyes y normas que definen con una gran claridad todo aquello que concierne al sector del préstamo privado, legislan todas las cuestiones que se relacionan de manera intrínseca con los créditos de capital particular.