Hipotecas de capital privado

Antes de hablar de las hipotecas de capital privado que se pueden obtener en Barcelona, es muy importante saber qué significa y que consiste una hipoteca de capital privado, son muy buenas opciones para conseguir dinero, sobre todo para muchísimas familias que en estos momentos se encuentran en situaciones difíciles y a las cuales les cuesta mucho conseguir un préstamo bancario. Las hipotecas de capital privado son un producto financiero que constituyen un auténtico préstamo con garantía hipotecaria que es emitido por un inversor privado, fondos provenientes del capital particular, son créditos con garantía hipotecaria y estos préstamos tienen un monto fijo de dinero que está garantizado con una propiedad de tipo inmobiliario. De esta manera el cliente pagará el préstamo dividido en unos plazos mensuales que son idénticos por un tiempo preestablecido, este período es fijo y es muy similar a la manera en que se paga una hipoteca tradicional.

Hipotecas de capital privado

Como sabemos, nos encontramos en un momento en el cual la mayor parte de los ciudadanos tienen serias dificultades para poder conseguir un préstamo en un banco, es muy difícil acceder a cualquier crédito. Las cajas de ahorro y los bancos han endurecido las condiciones para acceder a cualquier línea de financiación y son muy pocos los ciudadanos que pueden obtener el préstamo necesario para financiarse. Unido a esto, hay que sumar el hecho de que las gestiones y los trámites a los cuales se someten a los clientes de las entidades bancarias muchas veces son excesivamente largos y las gestiones se demoran muchísimo, máxime cuando el objetivo es obtener el dinero lo antes posible para poder destinarlo a fin que con tanta urgencia precisamos.

Éstas hipotecas de capital privado o créditos privados con garantía hipotecaria están reguladas y legisladas por una normativa o código civil de la misma forma en que el resto de normativas que regulan este tipo de objetos jurídicos; por ello existe una ley, 2/2009 del 31 marzo, que legisla todo lo que se refiere a las contrataciones por parte de clientes de préstamos de tipo hipotecario, además de otros servicios financieros que están en relación con la intermediación y la creación de contratos de préstamos privados.

Por esta razón las hipotecas de capital privado son una serie de productos financieros que permiten a los clientes conseguir una cantidad de dinero que le ayudará a comprar, realizar algún tipo de reforma o rehabilitación de su hogar o de cualquier otro inmueble.

Hay que tener muy presente que las entidades de préstamos quieren algo que sirva como garantía para poder proporcionar estos préstamos hipotecarios. Éstas hipotecas de capital privado, se caracterizan porque el cliente es titular del mismo, propone como garantía de esta hipoteca su propia casa o propiedad inmobiliaria, ésta, en teoría sería propiedad de la entidad financiera en el caso de que existiera impago del mismo préstamo.

Este tipo de productos están especialmente diseñados para aquellos usuarios que sean propietarios de bienes inmuebles y que tengan la posibilidad de contratar una de estas hipotecas de capital privado; a pesar de ello, estas están dirigidas a consumidores que no tienen medios para pagar la hipoteca bancaria o que simplemente hayan acumulado varios créditos o préstamos y por lo tanto tengan deudas acumuladas o pendientes.

En caso de que el usuario tenga dudas acerca de la seguridad de estas hipotecas de capital privado que ofrece nuestra empresa de prestamistas en Barcelona; nuestra compañía puede asegurarle con total certeza que son absolutamente seguras. De la misma forma que cualquier otro préstamo financiero, las hipotecas de capital privado ofrecen la máxima seguridad. Y al igual que sucede en el resto de hipotecas, éstas han de firmarse ante la presencia de un notario; como en cualquier otro contrato, además nuestra empresa de capital privado es una compañía sólida, con amplia experiencia y absolutamente profesional y podremos asesorarle en todo momento y cuando lo necesite.

Estas hipotecas gozan de una serie de ventajas por ser préstamos de capital particular; en primer lugar se puede obtener una cuantía mucho mayor que la de un préstamo tradicional, y esta cantidad estará también determinada por el valor que tenga la casa que haya sido propuesta como garantía.

Otra de las virtudes es que en nuestra empresa de capital particular en Barcelona no considera importante que el cliente este inscrito en algún registro de morosos como por ejemplo las listas del ASNEF o que tenga facturas tendientes en cualquier otro tipo de productos o servicios. 

Por supuesto, es posible continuar viviendo en la misma casa propuesta como aval de la hipoteca de capital particular, además se puede efectuar la venta de esta propiedad inmobiliaria mientras se continúan realizando los pagos del crédito.

Otra de las ventajas es que los plazos para la devolución que la cantidad prestada por lo general, suelen ser más dilatados en comparación con los que puede ofrecer una hipoteca tradicional; pueden ser de 10, 20 o incluso 30 años.