La labor social del capital privado

El capital privado es una alternativa a la banca, la labor social del capital privado permite que numerosas personas y familias puedan acceder a la financiación que necesita para cubrir sus gastos y poder llegar a final de mes. Como sabemos, la ausencia del crédito por parte de las entidades bancarias ha provocado que existan muchas dificultades para poder afrontar gastos imprevistos, facturas, o simplemente la realización de proyectos personales.

La labor social del capital privado

El capital privado se pueden definir como una serie de préstamos cuyos fondos provienen de inversores particulares y que permiten a numerosos ciudadanos obtener el préstamo que la banca no le puede conceder porque no reúne las condiciones imprescindibles para la entidad. En el caso de nuestra compañía de prestamistas particulares, podemos proporcionar créditos de capital privado a muchos de nuestros clientes con la única garantía de una propiedad inmobiliaria o de cualquier clase; esto significa que es posible acceder a créditos garantizados con cualquier tipo de objetos, de diversa índole siempre que estas propiedades lleguen al valor necesario para obtener la cantidad de dinero precisa.

Se pueden conseguir créditos de capital privado avalados con vehículos, licencias de taxis, bienes inmuebles, etc. cualquier objeto es válido siempre que no sean joyas. Nuestros clientes pueden llegar a conseguir hasta un máximo del 20% del valor de esa garantía y además de ello ofrecemos una alternativa más que es la del préstamo por el coche; en este caso es posible conseguir dinero a cambio del vehículo propio del cliente, nosotros tasamos ese automóvil y luego le concedemos una cantidad al usuario que estará como máximo entre el 30% o el 40% del valor que tenga el utilitario. Esto también se aplica a motos, camiones, furgonetas, etc.

Las ventajas que tienen estos créditos de capital privado son muy notables, destaca la rapidez con que se tramitan las operaciones y que permiten a nuestros clientes conseguir dinero en un plazo de tiempo inferior a las 72 horas, esto es así siempre que hayamos recibido la documentación necesaria en nuestras oficinas. Otra de las virtudes de estos préstamos de capital particular es que pueden ser solicitados por personas que tengan problemas de morosidad, no dispongan de nómina, etc. solamente es necesaria la garantía de una propiedad que puede ser inmobiliaria o de cualquier otra clase. En el caso de bienes inmuebles, estos tendrán que cumplir un requisito muy importante que es el de no tener ningún tipo de cargas o hipotecas; podrán ser válidos los pisos, casas, locales, etc. no aceptamos solares, canteras o terrenos.

Podemos proporcionar incluso préstamos mínimos de hasta €3000 en adelante, y es posible efectuar una cancelación anticipada con un 0% de penalización siempre que nuestros clientes hayan cumplido un año con nosotros.

Para mayor seguridad de nuestros clientes, debemos señalar que nuestros créditos se firman siempre ante la presencia de un notario y estas firmas pueden efectuarse en cualquier punto del territorio español, no siendo imprescindible ni necesario que el cliente tenga que viajar hasta otra localidad. Nuestras actividades económicas están reguladas por el ministerio de Sanidad y Consumo.

La labor social que realiza el capital privado es muy importante para aquellas personas que necesitan liquidez urgente, dinero rápido para poder afrontar sus gastos personales o cubrir necesidades importantes que de otra forma no podrían enfrentar. Si tiene alguna duda con respecto a nuestros servicios, póngase inmediatamente en contacto con nosotros mediante el formulario web de está página o a través del teléfono de atención al cliente.