Optar por un crédito particular

En la actualidad el préstamo bancario no es una buena opción en muchos casos, desafortunadamente las entidades bancarias y las cajas de ahorros han endurecido mucho las condiciones y requisitos para poder conseguir un crédito, esto significa que muchas familias y empresas tienen que recurrir a otras alternativas que les permita conseguir la financiación que precisa. Optar por un crédito particular es una buena medida que nos permitirá conseguir el dinero necesario para poder hacer frente a nuestros gastos o llevar a cabo nuestros proyectos.

Optar por un crédito particular

La opción del crédito particular presenta una serie de ventajas adicionales, por ejemplo el hecho de obtener un aporte de liquidez sin la obligación de reunir tantos requisitos o condiciones como pide un banco, nuestra empresa de préstamo privado otorga créditos a sus clientes con la única condición de una garantía que puede ser de tipo inmobiliario o de cualquier otra clase, esto significa que nuestros usuarios pueden garantizar su préstamo con un vehículo, bienes inmuebles, colecciones de arte, etc. cualquier objeto que pueda tener el valor necesario para obtener la cantidad que precisa el solicitante. La única excepción son las joyas, pero existe una gran cantidad de opciones que permitirán al cliente disponer del dinero que está buscando.

Nuestros usuarios pueden conseguir una cantidad cuyo máximo es el 20% del valor de la garantía, la cifra depende mucho de la calidad que tengan los avales y existe otra opción que es la de conseguir dinero a cambio del vehículo del propio usuario. Esta fórmula implica que nuestros prestamistas tasaran el automóvil y después se concede al cliente una cantidad de dinero cuyo límite se encuentra entre el 30% o el 40% del valor de la garantía un vehículo en este caso. Esta opción se aplica también a una moto, furgoneta, camión, etc.

Refiriéndonos a los bienes inmuebles que sean avales de nuestros créditos de capital privado, tenemos que dejar claro que estas propiedades deben estar totalmente libres de cargas o hipotecas para poder ser garantías aceptables. Son válidos los pisos, casas, locales, etc. no aceptamos solares, canteras o terrenos pues estas propiedades suelen tener una marcada variación de sus precios.

Nuestra empresa se caracteriza por proporcionar créditos a personas que pueden encontrarse en situación de desempleo, sin nómina o incluso concedemos créditos a clientes inscritos en listas de morosos como el asnef. Estas particularidades no impiden que podamos ofrecerle ayuda financiera. Como dijimos anteriormente nuestros créditos tienen ventajas muy notorias como el hecho de poder obtener la cantidad de dinero precisa en un tiempo muy reducido, generalmente menos de 72 horas, siempre que hayamos recibido todos los documentos necesarios en nuestras oficinas.

También podemos proporcionar créditos más reducidos a los clientes que no precisen un gran aporte de liquidez; es posible optar por un crédito mínimo a partir de €3000. La forma de pago de nuestros servicios financieros es otra ventaja que se adapta de manera asombrosa a las necesidades particulares de cada usuario; las cuotas de nuestros créditos particulares se pueden distribuir de forma mensual, trimestral, semestral o anual. Nos adaptamos siempre a las necesidades concretas de cada cliente.

Por todas estas razones optar con un crédito particular es una buena alternativa que nos hará ver con claridad que existe otra vía de financiación para conseguir la liquidez que precisamos. Nosotros le recomendamos que se ponga inmediatamente en contacto con nuestros prestamistas y nos solicite la cantidad que necesita.