¿Las empresas de capital privado están reguladas?

Actualmente las empresas de capital privado están posibilitando que muchas pequeñas y medianas empresas, autónomos y particulares puedan financiarse, es una gran ayuda para nuestra economía. Lo que muchos se preguntan es si las empresas de capital privado están reguladas. Esto es un tema que en la actualidad está resuelto por las leyes.

¿Las empresas de capital privado están reguladas?

Desde que entró en vigor la ley 2/2009, BOE del uno de abril de ese mismo año, ésta legislación regula todos los aspectos relacionados con el capital privado, dejando fuera del sector a los profesionales de dudosa ética y que hayan hecho mal uso de las fuentes de financiación, se da forma legal a un servicio que lleva años funcionando.

Observamos en el capítulo II, bajo el epígrafe "Actividad de contratación de préstamos o créditos hipotecarios", que en este punto aparece reflejada toda la normativa a cumplir. La ley se ocupa de la legislación y obligaciones a las que se deben someter las empresas que llevan a cabo estas actividades económicas, concediendo créditos o préstamos hipotecarios, de igual manera en las comunicaciones comerciales y la publicidad, también quedan reguladas. Pues esta tiene que hacer mención de las tasas anuales equivalentes y proponer ejemplos representativos, además de indicar los tipos de interés o cualquier otra cifra que esté en relación con el coste del préstamo o crédito.

Se exige a las empresas que han de conceder sus préstamos o créditos de capital privado, entregando a los consumidores folletos informativos y gratuitos con el contenido mínimo para que todo esté claro para el cliente. En lo tocante a la información previa al contrato, se establecen normas al respecto que obligan a la empresa a facilitar al consumidor con una antelación mínima de cinco días a la firma contractual, toda la información necesaria sobre el producto o servicio que van a contratar.

Dicha información debe incluir elementos esenciales para que se adopten decisiones responsables, con todos los datos necesarios en la mano; así como la descripción y características principales de los contratos, precio total que el cliente ha de pagar, etc. se regula además, la tasación del bien y otros servicios accesorios, de manera que en aquellos supuestos en los cuales, la empresa lleve a cabo la tasación de manera directa o concierte con otras compañías para realizarla, ha de indicarse la identidad de los profesionales que hayan sido seleccionados para realizar tal acción, igual que las tarifas y honorarios que se aplican.

Por lo que respecta al contrato de préstamo o crédito de capital privado, queda establecido que han de cumplirse las condiciones previstas en la orden de 5 mayo 1994, que habla sobre la transparencia de las condiciones financieras en los préstamos hipotecarios.

De cualquier manera, los contratos deben incluir información y mención sobre los derechos correspondientes a ambas partes, respecto a la modificación del coste total del crédito. Se amplía a las empresas de capital privado obligaciones que ya están cumpliendo entidades de crédito sobre el contenido de las escrituras públicas, en las cuales, debe formalizarse el préstamo.

Además de ello, las compañías tienen que satisfacer las obligaciones sobre índices o tipos de referencia, dichas responsabilidades ya se cumplen en la actualidad por parte de las entidades de crédito.

En conclusión, es un negocio que está totalmente regulado por el ministerio de Sanidad y Consumo, no lo supervisa el Banco de España sino el organismo de consumo correspondiente.