Los inversores en capital privado y las garantías para las partes

Los préstamos de capital privado son una alternativa ideal al crédito bancario, son una alternativa perfecta y sustitutiva de los préstamos que conceden los bancos, pero para que funcionen realmente bien, para que tengan todas las garantías, usted sólo debe contratarlos en una empresa especializada.

Puede que usted piense que lo anteriormente reflejado tan sólo aplica para los supuestos en los que usted sea el beneficiario de los préstamos, es decir, quien recibe la financiación, pero ello también aplica para aquellas personas que invierten en capital privado, en otras palabras, para los prestadores del dinero.

En cualquier operación de financiación, sea esta del tipo que sea,  intervienen dos partes: la que presta el dinero y la que lo recibe. Esto que, puede parecer de Perogrullo mencionarlo, es interesante reflejarlo para destacar un aspecto importante: debe existir seguridad en la operación para todas las partes.



Antes de adentrarnos más en el análisis de este tema, conviene detenerse a detallar un aspecto que se ha introducido en el párrafo anterior: partes en una operación de financiación existen dos (la parte que presta el dinero y la parte que lo recibe), pero cada una de las partes pudiera estar formada por más de una persona.

No profundizaremos en el aspecto anterior, pues ello nos alejaría del objeto central de este artículo, pero a modo de información conviene destacarlo pues por ejemplo en las operaciones de financiación de altos importes no resulta extraño que en una operación puedan llegar a intervenir dos o más prestamistas, pero en todo caso ello es un anecdotario para este artículo en el cual no merece la pena profundizar.

En lo que sí que conviene profundizar para el objetivo de este artículo es en la necesidad de seguridad para todas las partes que se indicaba en el inicio de este artículo y, que a la postre, es en lo que quiere focalizarse este artículo.

Esa necesidad de seguridad se da también en cualquier operación de financiación y, por supuesto, entonces, en las operaciones de financiación de capital privado.

Entonces vista esa necesidad, cabe responderse a la siguiente pregunta: ¿cómo se pueden dotar las partes de la mayor seguridad en una operación financiera? La respuesta es fácil: realizándola a través de una empresa especialista en financiación de capital privado.

Únicamente una empresa con experiencia, solvente y con una buena reputación podrá dar la seguridad que garantizan las partes. Por supuesto, el dinero se lo prestarán entre ellas, pero la empresa que intermedia, la empresa especialista en capital privado podrá facilitar que la operación se realice con todas las garantías y se desarrolle correctamente.

Y, ¿qué significa que una operación se realice con todas las garantías y se desarrolle correctamente? Bien, significa distintas cosas, veamos algunas de ellas.

Garantías para todos en los préstamos de capital privado


En primer lugar y, por supuesto, más allá de todos los servicios añadidos que la empresa pueda proveer, una de las funciones principales será la de gestionar toda la operación de principio, gestionar la operación y así garantizar que la misma sea producto sin ningún defecto de forma ni de fondo.

Puede no parecer importante pero, tanto la forma de plasmar el acuerdo de financiación como el modo de prepararlo, puede tener y tiene una gran influencia en el devenir del préstamo. Y no sólo por los aspectos formales, sino también por la capacidad de asesoramiento a las partes que tiene una empresa especialista en capital privado.

Y es que no debe dejarse de mencionar que más allá de la mera tramitación y gestión del préstamo la capacidad de asesoramiento a las partes de una empresa especialista en capital privado es inmensa, y lo es para las dos partes.

Al prestamista le podrá asesorar la mejor forma de invertir su dinero, le podrá gestionar toda la inversión y podrá llevarle el día a día de la misma. Por supuesto, ello es extremadamente importante, pues en muchas ocasiones quien invierte en capital privado tiene unas nociones del producto, pero no lo conoce técnicamente a fondo ni tiene toda la información relevante sobre el mismo. Algo que podrá conseguir con los servicios de una empresa especialista en capital privado.

Lo mismo sucede, pero al revés en el caso de quien solicita los préstamos de capital privado. Para todas estas personas disponer un servicio profesional y especializado que les informen detalladamente y de forma transparente sobre todas las condiciones y características de los préstamos, así como que les ayuden en todo momento en formalizarlo y gestionarlo les supone un servicio de primer nivel extremadamente útil y necesario.