Reducir la factura fiscal antes de final de año y preparar el año que viene

Se acerca un nuevo final de año y con él aparecen renovadas prisas por optimizar la situación fiscal que nos permitan dentro de los límites que nos permite la ley pagar menos impuestos el año que viene por el ejercicio fiscal que ahora cerraremos. Ello alcanza a todo tipo de personas, inversores por supuesto incluidos y es un tema a tener muy presente antes del cierre del año. Además, ya se debe empezar a pensar el siguiente ejercicio fiscal, en el año 2016.

En primer lugar, decir que esta costumbre de esperar a final de año para a toda prisa intentar reducir el impacto que el fisco tendrá sobre nosotros según lo que hayamos hecho a lo largo de este ejercicio es un error. Y es un error pues fiarlo todo al final de año es arriesgado y, además, ya en muchas ocasiones no es posible optimizar la factura fiscal como se debería, pues para que ello sea posible y se pueda realizar de la forma correcta que debe hacerse dicho planteamiento debe corresponder a una planificada estrategia fiscal pensada con tiempo y ejecutada en el tiempo y a largo plazo. Ahora bien, por supuesto siempre existen aspectos de última hora que pueden llevarse a cabo para mitigar el impacto del fisco sobre nuestros bolsillos.

Luego, una vez planteado como se va a cerrar el año, también se debe empezar a plantear como se estructurará el año que viene. Ello dará respuesta a la necesidad que se introducía anteriormente de no dejarlo todo para última hora, si ya a finales de este año se piensa como será el año que viene se tendrá mucho ganado. Por supuesto que ello tampoco será suficiente pues existirán medidas que no corresponden a un solo ejercicio y que se deben plantear aún con más antelación pero, sin duda, si se consigue contar con una adecuada planificación fiscal año a año, con antelación, ya es mucho.



Así, por ejemplo, buenas medidas a tomar antes de finalizar el año son por ejemplo constituir por ejemplo una renta vitalicia por un máximo de 240.000 euros si usted tiene más de 65 años y va a realizar una transmisión de un bien o derecho que le suponga una ganancia patrimonial. Haciéndolo así logrará quedar exento de la tributación por ese importe.

Otra buena medida es regularizar su situación ante el fisco de no haberlo hecho tal y como debería en relación a los bienes que pueda obtener en el extranjero. Para ello lo mejor es que usted realice una declaración contemporánea del IRPF declarando esos bienes como ganancia de patrimonio no justificada. No es la situación ideal y es una solución extemporánea, pero le evitará posteriores problemas con importantes sanciones de por medio.

De cara al año que viene algunos aspectos clave a tener presentes: recuerde que el sistema de módulos de los profesionales autónomos resulta transformado, por ello debe asegurarse de cumplir los requisitos para seguir en el mismo el año que viene, o en su defecto, prepararse para el cambio. Del mismo modo, recuerde que el 30 de junio del año que viene le vencerá el plazo para disolver su sociedad civil si desea que la mismo deje de tributar por el IS.