Inversiones en el ámbito de los videojuegos

Hace ya muchos años que los videojuegos dejaron de ser algo exclusivo para niños y jóvenes, del mismo modo que hace ya mucho tiempo que los videojuegos dejaron de ser un mero entretenimiento banal y pasaron a ser todo un arte y un negocio en toda regla. Además, ahora son una excepcional opción de inversión en muchos ámbitos, uno de ellos es en la inversión en jugadores profesionales.

Tradicionalmente, el ámbito del videojuego se ha visto como simplemente eso, tan sólo un juego. Hoy el videojuego es un juego, pero es mucho más que un juego, En la actualidad, sus producciones nada tienen que envidiar (incluso el caso es el contrario) a las grandes producciones cinematográficas y, en la actualidad, los videojuegos también sirven para campos tan diferentes como el coaching empresarial o incluso la salud.

Todo lo anterior ha hecho que la industria del videojuego haya adquirido una gran potencia, y no sólo en la producción y desarrollo de videojuegos, sino también en muchos más campos. Y uno de ellos son los jugadores profesionales de videojuegos.



Del mismo modo que en el siglo XX los actores de cine y los cantantes fueron algunas de las grandes y rutilantes estrellas del panorama mundial, en el entorno actual muchas de estas estrellas provienen (y cada vez provendrán más) del entorno digital, y uno de los entornos digitales más potente es el de los videojuegos.

Los Estados Unidos de América, el Reino Unido o Japón ya son grandes potencias a nivel mundial en este ámbito, en España aún queda mucho camino por hacer, pero el interés y la pasión por este sector va en aumento y ya mueve cifras millonarias

A nivel mundial las cifras de negocio de la Liga de Videojuego Profesional ya son mareantes, las finales de la misma congregaron a 28000 asistentes y el sector en su conjunto movió en el año 2014 la friolera de 23.188 millones de euros y muestra una expansión anual constante.

Todo lo anterior ha profesionalizado el sector en gran manera y ha provocado que, por ejemplo, los mejores jugadores de videojuegos ya tengan nóminas millonarias a la altura de los mejores profesionales del deporte tradicional, tengan potentes sponsors y ganen suculentos premios.

Visto todo ello resulta claro que el potencial del sector es enorme. Un sector en el que cualquier inversor debe de tener puesta la mirada pues sin duda despierta interesantes oportunidades inversoras en su seno.