Los principales riesgos políticos que pueden jugar con la estabilidad Europea

Según Goldman Sachs, quienes han elaborado un informe al respecto, se pueden identificar ciertos riesgos políticos que amenazan y pueden jugar con la estabilidad en Europa a lo largo de este año 2016.

Países como Grecia, España, Francia, Alemania y Reino Unido son aquellos que a día de hoy presentan mayores vulnerabilidades a nivel político y cabe decir que la resolución de dichas vulnerabilidades o conflictos, ya sea en una u otra dirección, podría llegar a golpear de forma considerable la solidez de la recuperación europea durante este año que hemos comenzado.

En Grecia, el Gobierno Tsipras precisa aprobar la reforma de las pensiones para que sus acreedores consideren dichas reformas compatibles con el programa nuevo de ajuste, y de este modo se desembolsen más ayudas financieras que palien la carga de la deuda.



Por otro lado, en España, el gran estancamiento político que ha surgido en estas últimas elecciones  continuará en 2016, y a ello se le debe añadir la decisión que deberá tomar el gobierno de si se debe permitir un referéndum acerca de la independencia catalana. Existe una gran incertidumbre política, lo cual es posible que influya tanto sobre las empresas como sobre la confianza de los consumidores.

En el país francés, la reciente primera vuelta de las elecciones ha visto al partido ultraderechista Frente Nacional (FN) ganar hasta casi un 30% de los votos a nivel nacional, lo cual es un claro reflejo de la creciente inquietud ciudadana con el tema de la inmigración que se vive actualmente, especialmente tras la llegada de refugiados a Europa y creciente amenaza terrorista.

Alemania, por su parte, con la política de la canciller Merkel de apertura a los refugiados está cosechando numerosas y crecientes críticas dentro de su partido así como por parte de la población en general. La pérdida de apoyos que está sufriendo amenaza claramente con reducir y debilitar el poder de Angela Merkel con otros gobiernos europeos.


Tampoco hay que olvidar hacer mención de Reino Unido, ya que hay posibilidades de que celebre un referéndum sobre si debe permanecer en la Unión Europea (el cual está previsto que se celebre a finales del año 2017). Antes de realizar dicha votación se llevaran a cabo renegociaciones entre el primer ministro Cameron y otros jefes de Estado de la U.E. A pesar de que Reino Unido no se encuentra dentro de la zona Euro, las secuelas políticas que tendría su salida de la UE para el resto de Europa serían muy significativas.