La «caja B» de Vitaldent, al descubierto

La investigación llevada a cabo por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional, la UDEF, ha imputado a la cúpula de Vitaldent por delitos contra la Hacienda Pública, fraude fiscal y blanqueo de capital. Sus hombres han demostrado la existencia de una «caja b» en la que se han defraudado casi 18 millones de euros. Al parecer, según dichas investigaciones, Ernesto Colmán, presidente de Vitaldent y principal accionista, habría estafado tanto a sus franquiciados como a sus pacientes para lograr reunir esta cuantiosa suma.
Esta economía sumergida o «caja b» ha sido confiscada en un total de 22 franquicias pertenecientes a Javier Arteaga y 146 clínicas que eran posesión directa del presidente de la compañía. Todos estos fondos encubiertos de forma fraudulenta al fisco, eran blanqueados en Luxemburgo y Suiza, tal y como demuestra la actividad de estas empresas durante los años 2012 hasta 2015, investigada a través de la Operación Topolino.
Se ha descubierto que dicha red se mantenía gracias a la colaboración de 4 miembros más que seguían las órdenes del propio Ernesto Colmán, el cual actuaba como cabeza de grupo. La organización estaba compuesta por Bartolomé Conte, que presidía la compañía en Italia y la gestionaba tanto en Luxemburgo como en Portugal; Julio Nicolás Sisinni; Javier Arteaga y su hermano Óscar. Todos se encuentran en este momento en prisión incondicional y sin posibilidad de salir bajo fianza, según ha establecido el Juzgado de Instrucción número 2 de Majadahonda, en Madrid.

Operación Topolino: mucho tiempo dedicado para conseguir dar caza a los implicados

No han sido pocas las horas y el tiempo dedicados por la Policía Nacional, bajo la Operación Topolino, para dar caza a estos delincuentes de guante blanco. Las escuchas telefónicas a las que la cúpula de Vitaldent se vio sometida, han demostrado que se trataba de una red muy bien urdida. Una de las maneras de blanquear su capital en el extranjero, en lugares como Luxemburgo, Suiza u Holanda, era simular que se realizaban servicios a empresas de otros países. Estas empresas facturaban al entramado ficticio creado por Colmán. El dinero blanqueado posteriormente era reinvertido en nuestro país con la compra de bienes muebles e inmuebles, como coches y casas de lujo, además de reinvertirlo en otras empresas. De hecho es bien conocida la afición del propio Colmán a vivir por todo lo alto y siempre con lo mejor y lo último del mercado a su disposición, ya fuera en forma de coches, como en su participación realizando inversiones en productos financieros.

Para pacientes de Vitaldent

Organizaciones como Facua están intentando ayudar a todas aquellas personas que se han visto afectadas por la trama Vitaldent. De hecho, han creado una plataforma exclusiva para pacientes para que las personas que puedan haber sido estafadas puedan sumarse. De este modo obtendrán información periódica sobre las novedades y cualquier incidencia que pueda producirse en las clínicas de esta compañía.
No obstante, tras la operación realizada por la UDEF, la propia empresa Vitaldent ha asegurado que las clínicas continuarán activas. La idea de esta compañía es intentar conservar al máximo la normalidad de cara a sus pacientes y citas. Esto significa que mantendrán sus agendas activas, tanto de los tratamientos que ya están en proceso como de cara a todos aquellos pacientes o posibles clientes que deseen contratar los servicios de sus clínicas.

Eso sí, serán los propios franquiciados los que se encarguen de la administración de su locales. Vitaldent cuenta a día de hoy con un total de 350 clínicas repartidas por toda España y más de 2000 odontólogos a sus servicios.