La Generalitat recauda 11.28 millones de euros con el impuesto por los pisos vacíos

La Generalitat está de enhorabuena, pues ha recaudado 3 millones de euros más de lo previsto con la primera liquidación anual de impuestos que se ha establecido sobre los pisos vacíos.
El motivo de este aumento de la recaudación es sencillo: el número de pisos a los que se ha aplicado el pago ha resultado ser superior a lo que había estimado inicialmente el Govern, tal y como ha explicado Meritxell Borràs, consellera de Governació, Administracions Públiques.
Con esta recaudación el Govern podrá adquirir más de 200 viviendas que serán destinadas al alquiler social para todos aquellos municipios donde existe una gran demanda de este tipo de viviendas. El objetivo principal de este sistema recaudatorio es precisamente ése, ampliar la partida que se utiliza para la compra de pisos con alquileres sociales y mover de esta forma el parque privado de viviendas. De hecho, la intención de la Generalitat es adquirir todas las viviendas posibles procedentes de desahucios utilizando el derecho de tanteo y retracto. La máxima prioridad del Govern para poner en activo esta medida es conseguir ocupar el máximo número posible de pisos vacíos por parte de familias que realmente necesiten de este tipo de alquiler social.
El balance de esta primera liquidación, que se realizó entre el 1 y el 21 de marzo ha sido muy positivo. Según los datos del Govern, estos 11.28 millones de euros han sido recaudados en forma de autoliquidación sobre un total de 198 personas jurídicas, entre las que se encuentran entidades bancarias y sociedades inmobiliarias. Si se mantiene activo el ritmo de adquisición que se ha establecido durante el año 2015, se prevé que, en el 2016 el Govern adquirirá un mínimo de 260 pisos más para utilizar dentro de su iniciativa de alquiler social.
EL Govern destinó durante el pasado año nada más y nada menos que 8 millones de euros a la compra de pisos por tanteo y retrato. En total, se adquirieron 184 viviendas de las cuales 110 estaban ubicadas en Barcelona, 41 en Girona, 29 en Tarragona y 4 en Lleida.

¿Quién debe de pagar este impuesto sobre pisos vacíos en Catalunya?

Deberán de pagar este impuesto sobre los pisos vacíos en Catalunya todas aquellas entidades financieras y personas jurídicas que posean pisos en zonas de demanda acreditada, los cuales lleven más de 2 años desocupados y sin ninguna causa que lo justifique.
Esta medida también se extenderá a los propietarios de pisos que formen parte de programas sociales de viviendas, que, al igual que en los casos anteriores, permanezcan desocupados sin justificación aparente.
El impuesto será calculado en función de los metros cuadrados útiles que tenga el piso en cuestión. Así, hasta 5000 metros cuadrados se aplicará una cuota de 10 euros por metro cuadrado, cantidad que subirá progresivamente hasta los 30 euros por metro cuadrado. Si el titular de dicha vivienda destina un 100% de la misma a alquiler social, habrá una bonificación para el propietario que puede llegar a cubrir el 100% del impuesto. Se prevé que este impuesto afectará a más de 8300 pisos y casas.
Este impuesto está regulado por la ley 14/2015 del 21 de julio, aunque puede ser impugnado por el Gobierno en funciones del Estado. Este reglamento se aprobó el pasado 16 de febrero por el Ejecutivo catalán a partir de la ley 14/2015 y se puso en activo desde el 1 del mes pasado.