¿Sabes qué es el fintech?

Probablemente si estás informado sobre las últimas técnicas de financiación para empresas o particulares, hayas oído hablar en alguna ocasión del fintech. Para aquellos que no estén familiarizados con el término os diremos que la palabra fintech sale de la unión de dos términos, Finance y Technology, y que hace referencia a aquellas empresas de servicios financieros que usan las últimas tecnologías para ofrecer sus servicios y productos.
La entrada de manera brutal en la economía de todo el mundo de estos nuevos sistemas, ha provocado un cambio radical en los métodos de financiación tradicionales, tanto entre particulares como entre empresas. Aunque a día de hoy el fintech no preocupa a la banca tradicional, se prevé que en menos de 3 años las empresas fintech sean capaces de mover miles de millones por toda Europa y EE UU.

¿Cuál es la labor de las empresas fintech?

Estas empresas se encargan de trabajar como intermediarios para todo tipo de actividades financieras. Desde la concesión de préstamos, la transferencia de capital, el asesoramiento financiero… etcétera.
El crecimiento de estas empresas se ha disparado durante los últimos años antes el descontento generalizado frente al negativo funcionamiento de la banca tradicional en acciones tan habituales como la concesión de préstamos debido a la crisis económica. Esta situación tan desalentadora produjo el caldo de cultivo perfecto en el que las fintech pudieron desarrollarse como empresas de financiación y de inversión alternativas que lograban cubrir el hueco que dejó la banca particular cuando paró de ofrecer préstamos por la situación tan crítica que estaba viviendo.
Aunque las fintech han tenido un crecimiento algo lento en sus inicios debido a la desconfianza de los clientes ante estas plataformas novedosas, poco a poco y gracias a las regulaciones legales, las fintech han conseguido hacerse hueco de forma muy destacable en los sistemas financieros de todo el mundo por lo que no es de extrañar que su presencia se multiplique año tras año. Y ninguna empresa mejor que ellas para conocer al dedillo las nuevas tecnologías y obtener todo lo que Internet puede ofrecer de cara al mundo de las inversiones y la financiación. De hecho, gracias a las fintech, los usuarios finales han logrado un mayor control sobre sus finanzas al lograr controlarlas de manera fácil, sencilla y tanto desde el móvil como desde nuestros ordenadores.

¿Qué tipo de empresas fintech existen?

A día de hoy podemos desglosarlas en 4 grandes tipos y áreas.

  1. Transferencia de fondos. Hasta hace muy poco sólo las entidades financieras tradicionales tenían la capacidad de realizar transferencias, lo que les permitía cobrar grandes comisiones. A día de hoy las fintech ofrecen estos servicios y a precios muy económico. 
  2. Asesoramiento en el sector de las finanzas y las inversiones. Gracias a las nuevas tecnologías y a la aparición de Internet, las fintech han logrado crearse un hueco importante en este apartado. De hecho, muchos inversores acuden a ellos antes de realizar movimientos arriesgados. 
  3. Financiación para empresas y particulares. 
  4. Pagos y cobros a través de dispositivos móviles.
Ya es una realidad clara que las empresas fintech están modernizando y cambiando para bien el sector de las finanzas. De hecho, a día de hoy ya existe en España la Asociación Fintech, cuya misión principal es impulsar el desarrollo financiero tecnológico dentro de nuestro país.