¿Cómo dar el salto internacional con tu startup?

Durante los últimos años y a pesar de la crisis (o más bien a causa de ella) no son pocas las startups que han surgido de la nada generando auténticos negocios de éxito. Un paseo costoso y lento que con el que estas pequeñas empresas se han ido labrando poco a poco un futuro de éxito y que en muchas ocasiones deriva en el interés por saltar al mercado internacional para conseguir una empresa mucho más competitiva.
Pero no hay que olvidar que la internacionalización de una empresa es un punto de no retorno. Aunque esta acción permite acelerar el crecimiento de las compañías logrando una cuota de mercado sostenible, también supone nuevos retos y peligros para las empresas de nueva creación. Por desgracia, parece que los riesgos están ganando la partida a las startups, pues según los datos de internacionalización de las empresas españolas facilitados por el ICEX, sólo el 5 % de estas empresas se atreve a dar el salto al exterior.
Por suerte, Spain Startup ha elaborado un listado con los puntos a tener en cuenta para facilitar este proceso. Veamos algunos de los más importantes.

1. Analiza tu startup y su proyecto

Una empresa no puede internacionalizarse si no conoce a la perfección su proyecto. Ha de conocer sus puntos fuertes y débiles y evaluar sus posibles crecimientos y descensos antes de salir al mercado exterior.

2. ¿Cuándo dar el salto?

No siempre es conveniente dar el salto al mercado exterior. El precipitarse en esta acción puede suponer el fin de la empresa. Es conveniente comenzar con los procesos de internacionalización cuando la empresa disponga de suficiente consolidación y madurez a nivel nacional.

3. ¿Dónde comenzar el proceso de internacionalización?

Los principales destinos que eligen las empresas españolas que comienzan su proceso de internacionalización son Latinoamérica y Europa. Recuerda que salir al exterior no implica tener que crear una nueva sede en el lugar de destino.

4. Aspectos legales y fiscales

Los impuestos, las leyes de protección de datos, e incluso la contratación de nuevos empleados para tu empresa diferirán mucho de un país a otro. Antes de comenzar con un proceso de internacionalización es conveniente analizar con precisión todas las variables para evitar sorpresas desagradables cuando la expansión ya haya comenzado y no exista una posible marcha atrás sin cuantiosas pérdidas.

5. Equipo bien formado

Una de las características comunes a todas las startups es que cuentan con una plantilla muy pequeña en sus negocios. Aunque este factor puede dificultar la externalización no supone un impedimento para llevarla a cabo. No obstante has de tener en cuenta que abrir mercado supone generar equipos con una estrategia y una estructura bien definida que se encarguen de “colonizar” ese nuevo espacio.

6. Prepararse de puertas para fuera y de puertas para dentro

No hay que olvidar que internacionalizarse supone un cambio brusco en muchas de las acciones que han funcionado en la empresa a nivel nacional. Habrá que preparar por ello a la empresa para posibles cambios a nivel logístico, financiero, y legal. Incluso la estrategia de marketing tendrá que reformularse para los diferentes mercados.

7. Adapta tu producto al mercado extranjero

Igual que has de preparar tu empresa a nivel legal, logístico, financiero y en la estrategia de marketing, también será necesario adaptar tu producto al mercado internacional. Deberás rediseñar tu producto en muchos aspectos para que pueda funcionar fuera de España.

8. Etapas

El expandirse adecuadamente y lograr triunfar en el mercado exterior sólo puede funcionar si se convierte esta acción en una carrera de fondo compuesta de diferentes etapas. No intentes avanzar a la siguiente hasta que no hayas superado las anteriores. Es uno de los principales errores de las empresas que deciden internacionalizarse.
No olvides que obtener rentabilidad puede ser algo muy a largo plazo. Piensa que los tiempos establecidos para conseguir beneficios fuera de España varían dependiendo del mercado en el que te quieras establecer.

9. Conviértete en una marca visible

Deberás lograr nuevos socios fuertes y estables en el país extranjero donde quieres establecerte. Será el punto de partida para comenzar una colaboración exitosa. No olvides plantear una campaña de publicidad adecuada para este nuevo mercado que te haga ser visible y atractivo para posibles socios.