Los Pujol continúan haciendo frente a la Justicia en España

La ofensiva judicial contra los Pujol sigue en marcha. Hasta tal punto que una de las familias que más dinero ha ocultado al fisco en el extranjero, ha decidido abandonar la gestión de sus empresas en España. Una decisión a la que se han visto forzados ante la continua ofensiva judicial que están viviendo desde hace tiempo.

Poco a poco, y uno tras otro, todos los hijos del Jordi Pujol, antiguo presidente de la Generalitat, han ido abandonando, vendiendo, o dejando inactivas sus sociedades o empresas dentro de España.
En este momento, según se puede revisar en los datos del Registro Mercantil, hoy día solo mantienen activas dos empresas:

  1. MT Tahat, controlada accionarialmente por Josep Pujol pero con Laura Pujol Vila, hija de expresidente de la Generalitat, como administradora desde el año 2014. Hoy en día se ha descubierto que MT Tahat constituye una sociedad clave en el entramado de desfalcos y de ocultación de dinero al fisco que ha tejido a lo largo de los años el clan Pujol.
  2. Blau Consultoría, actualmente propiedad de Pere Pujol. 

¿Cuáles son las empresas que han ido cerrando el clan de los Pujol?

Jordi Pujol, el hijo mayor del expresidente de la Generalitat, ha cerrado de manera definitiva Iberoamericana de Business and Marketing y ha dejado inactivas unas cuantas más. Veamos cuáles:

  • Project Martketing Cat
  • Active Translation
  • Iniciatives de Marketing
  • Inversions e Inter Rosario Port Services

Todas estas últimas, según dictaminó la Audiencia Nacional en 2014, recibieron ingresos de manera habitual durante años por parte de distingos organismos catalanes.

Oleguer Pujol, el menor de los hermanos ha realizado por su parte ha realizado los siguientes movimientos en cuanto a las empresas en las que figuraba dentro de España.

  • Ha salido de Dragó Capital, sociedad a través de la cual adquirió casi 1200 oficinas de Banco Santander por un valor de 2177 millones de euros. Por estas actividades, tal y como confesó ante el juez de la Audiencia Nacional el pasado 12 de enero, obtenía un beneficio de 2.5 millones de euros en forma de comisión. También ha salido del resto del resto de sociedades ligadas a Dragó Capital. Como ejemplo podemos citar Jasmund Spain.

Por su parte otra de las hijas de Jordi Pujol, Mireia Pujol Ferrusola, traspasó en el año 2015 la empresa Fisioart a Rosa María Alemany cuando la compañía comenzó a ser investigada. Antes de que se descubriera que Mireia había duplicado el patrimonio de la empresa en tan solo dos ejercicios. Los de 2012 y 2013

MT Tahat, la piedra de la discordia

Entre las dos empresas que quedan todavía en activo MT Tahat, propiedad de Josep, fue también utilizado por su hermano Jordi como método para cobrar comisiones. Hoy en día se considera una de las empresas más importantes en relación al enfrentamiento familiar del clan Pujol.
A día de hoy MT Tahat cuenta únicamente con dos empleados y se dedica exclusivamente a aqluilar bienes inmuebles. Lo más curioso de esta empresa es que sus ingresos de explotación han bajado en un 7.1 %.
Lo que sí queda claro es que el permanente abandono de las empresas por parte de la familia Pujol ha coincidido claramente con el intento, por parte de la familia, de sacar su fortuna de España.