Zapppos y el éxito de emprender

@wikimedia

Zappos, la empresa de zapatos y ropa fundada por Tony Hsieh, es uno de los claros ejemplos del éxito de emprender. Una apuesta por las buenas relaciones laborales y por obtener la mayor satisfacción posible en los clientes gracias a su excelente atención. 
Pero el éxito de emprender no llega de repente. De hecho Zappos no ha sido el primer trabajo de Tony Hsieh. Si nos remontamos a los orígenes de este singular emprendedor tendremos que pensar en sus primeros años de vida. Cuando tan solo contaba con 9 años, Tony ideó su primer negocio: una granja de gusanos alimentados con yema de huevo que vivían dentro de una vasija. Este primer experimento fue un completo fracaso, pues al mes los gusanos escaparon. 
No obstante, su ansia por emprender no se vio reducida ni un ápice. Ya en el instituto fundó The Globber, un boletín para anunciar negocios de la zona que tuvo escasos anunciantes. Solo contó con uno: su peluquero. 
Según fue creciendo decidió dejar relativamente de lado su afán emprendedor y comenzar a trabajar como probador de videojuegos y más adelante como programador informático. 
Antes de matricularse en Harvard en Ingeniería Informática intentó crear un negocio de protecciones dentales que también resultó un fracaso. Aquí cuando comenzó a conocer las mieles de la economía colaborativa creando un negocio de venta de apuntes. 
Pero no sería hasta sus últimos años universitarios cuando comenzara a comprender un concepto clave en el mundo de los negocios: la rentabilidad. Y lo hizo invirtiendo 2000 $ en el restaurante Quincy House Grille en el que trabajaba como gerente. A los pocos meses no sólo recuperó su capital, sino que obtuvo intereses. 
Sería por aquel entonces cuando conocería a Alfred Lin, el futuro director financiero de Zappos, y a Sanjai Madan, con el que fundó una empresa dedicada a crear páginas web para otras compañías, Internet Marketing Solutions. Más adelante ambos crearían LinkExchange. Este último negocio consistiría en crear un servicio para publicar anuncios de forma automática en los sitios web de los suscriptores. 

LinkExchange y el comienzo del éxito de emprender

Llegamos a 1196. Sería entonces cuando Jerry Yang, cofundador de Yahoo!, intentase comprar LinkExchange por 20 millones de dólares. No sería hasta 1998 cuando decidieran venderla a Microsoft por un total de 247 millones de euros. A pesar del gran éxito de ventas que obtuvo con esta empresa Tony Hsieh siempre la consideró un error y le sirvió como laboratorio para crear sus futuras empresas. Fue entonces cuando comprendió la importancia de la creación de una cultura corporativa. Tony Hsieh permaneció en LinkExchange hasta 1999. A partir de entonces centrarías sus esfuerzos emprendedores en dos nuevas empresas. 

  • Crear el fondo de inversiones Venture Frogs junto a Alfred Lin.
  • Comenzar con Zappos. La idea surgió cuando Lin y Hsieh decidieron contactar con Nick Swinmurn, el creador de shoesite.com. Este les convenció de que el 5 % de las ventas de calzado en los Estados Unidos se hacía por correo y utilizando catálogos. Sería con estos datos con los que decidiesen emprender la aventura de Zappos.
  
@wikimedia


Para el año 2002 Zappos ya había conseguido convertirse en una auténtica revolución de la venta online con una facturación de casi 30 millones de euros. Una cantidad que casi se multiplicaría por seis dos años después. En ese momento Zappos facturó 170 millones de euros. 
Ante un crecimiento tan espectacular no es de extrañar que Amazon comenzase a sentir interés por este emprendedor y su negocio de venta de zapatos por internet. El gigante norteamericano tendría que esperar hasta 2009 para lograr comprar Zappos por 1120 millones de euros. 
Hoy en día para Hsieh el secreto del éxito no solo está en la rentabilidad sino en lograr unir pasión y desarrollar un modelo de negocio que haga felices a todos.