Cae el turismo en Cataluña tras la velada declaración de independencia de Puigdemont

La velada declaración de independencia que llevó a cabo el presidente de la Generalitat el pasado martes no para de tener consecuencias para Cataluña a nivel económico. Además de la masiva fuga de empresas que probablemente no vuelvan una se calmen las aguas, el turismo se ha visto gravemente afectado.
Se calcula que la reserva hotelera ha caído durante el mes de octubre en aproximadamente un 30 % en comparación con el mismo periodo del ejercicio fiscal de 2016. Desde cruceros que han cambiado su escala en Barcelona por otras ciudades lejos de Cataluña, a viajes organizados por empresas o congresos que ya no se realizarán en esta región. 
Sin duda un dato muy preocupante si tenemos en cuenta que el éxito del sector turístico en Cataluña no se ha visto detenido ni siquiera durante la crisis. Desde 2009, excepto un ligero bache fácilmente resuelto, el turismo en Cataluña no ha hecho más que crecer. Situaciones como los atentados en Cambrils y en la Rambla solo afectaron a los viajeros que visitan la perla del Mediterráneo durante dos escasas semanas. De hecho la recuperación turística en Cataluña fue mucho más rápida que la de otras zonas que también se han visto afectadas por ataques terroristas. Por ejemplo el caso de Bruselas o de París. 

Pero la inestabilidad política en Cataluña no ofrece tregua a los catalanes. Una semana antes de la convocatoria del referéndum ilegal el número de reservas comenzó a caer en picado. Tras el 1 de octubre las cancelaciones no hicieron más que crecer de manera vertiginosa. Según el sector hotelero estas acciones del Gobierno catalán están suponiendo una caída de aproximadamente un 30 %. El sector que más está evitando viajar a Cataluña es el de las empresas. Barcelona había conseguido convertirse en el destino turístico preferido para congresos y eventos empresariales. Hasta hace poco Barcelona era la ciudad favorita para realizar este tipo de actividades. Sin embargo con referéndum ilegal y una vaga declaración de independencia por el camino las empresas han decido anular sus viajes y buscar otras ubicaciones. Un ejemplo claro es el de Eurochambres o Asociación de Cámaras de Comercio e Industria, que han decidido no celebrar su Congreso en Barcelona debido a tanta inestabilidad.
Y no son solo los viajes de tipo empresarial los que empiezan a evitar su paso por Cataluña. Lo mismo sucede con los cruceros que hasta ahora hacían escala en Barcelona. Muchas compañías han preferido eliminar esta ciudad de su ruta y sustituirla por otras ciudades como Valencia. 
Según la patronal catalana de Fomento esta situación está afectando mucho más gravemente que lo que indica la industria del turismo. Según sus cálculos la ocupación de los establecimientos ha caído a más de la mitad en dos escasas semanas. 

¿Qué situación vive el resto de España en cuanto al turismo?

Mientras que Cataluña se está viendo afectada por las convulsiones políticas, el resto de España disfruta de un turismo saneado. A diferencia de lo que ha sucedido en Cataluña, donde han bajado las reservas durante el puente del Pilar, el resto de España vive una buena ocupación hotelera. Y sin duda la comunidad valenciana es una de las que mejor se encuentran. 
  • Según la Agencia Valenciana de Turismo los datos de ocupación para este puente han superado el 84 %. Un 12 % más de ocupación de lo que se esperaba.
  • Lo mismo sucede en Sevilla, con un 90 % de ocupación.
  • Y en Galicia, que supera el 80 %. 
En cuanto a Cataluña aquellas zonas que viven del turismo de los propios catalanes parece que se mantendrán en un 70 % de ocupación, algo menos que en otras ocasiones. Hablamos de zonas como Tarragona o Costa Brava.