Qué impacto está teniendo la inestabilidad política catalana en la economía española

La inestabilidad política catalana está teniendo un grave impacto económico en España. Según el último Informe de Estabilidad Financiera la situación política de Cataluña se ha convertido en uno de los mayores riesgos para la economía de nuestro país. De hecho las consecuencias más negativas podrían dejarse ver de manera inmediata. Quizá en unos pocos meses. Sin embargo, y a pesar de las advertencias, todavía no se han hecho públicas las cifras oficiales sobre cómo está afectando esta tensión. Lo que sí es claro según José María Linde, actual gobernador del Banco de España es que la inestablidad política tiene implicaciones directas sobre:

  • La confianza de los inversores hacia nuestro país.
  • La percepción de riesgo en cuanto a las inversiones en España.
  • El establecimiento de condiciones de financiación mucho más duras y restringentes.

Según Linde no solo la inversión se está viendo afectada, sino que también en muy corto plazo la creación de empleo y la actividad económica pueden verse muy resentidas. Algo muy delicado para la situación financiera actual donde por primera vez desde el año 2009 nuestro país cuenta con más de 19.000 millones de trabajadores en activo. Tampoco hay que olvidar que por fin el PIB está creciendo en un 3 % interanualmente.


¿Cómo está afectando hoy en día la inestabilidad política catalana?

Hoy en día esta inestabilidad ya ha dejado cierta huella en el panorama económico de nuestro país clara para todos. Por ejemplo:

  • La fuga de empresas que ha vivido Cataluña desde que comenzase a hacerse realidad el desafío independentista. 
  • Las caídas en Bolsa
  • El boicot que han sufrido los productos catalanes
  • El aumento de la prima de riesgo.

Pero Linde va más allá en sus predicciones. Según el gobernador del Banco de España la economía doméstica podría verse afectada de muy diversas maneras:
Por ejemplo, el escenario más optimista de todos (aquel que cuenta con un estado de tensión e inestabilidad transitorio) se calcula una pérdida de PIB hasta dentro de 2 años de alrededor de 3 décimas. En capital hablamos de unos 3.000 millones de euros. Esta reducción sería el reflejo de la disminución del crecimiento económico durante lo que queda de 2017 y durante el año 2018.
Sin embargo, si nos acercamos al escenario más negativo posible, es decir, aquel donde la tensión política con Cataluña se mantuviese de manera prolongada, la reducción del PIB en términos acumulados rondaría el 2,5 % desde 2017 y hasta 2019. En cifras estaríamos hablando de una pérdida aproximada de 28.8000 millones de euros. Además en este caso el crecimiento económico de España disminuiría aproximadamente en un 60 %. En cuanto a Cataluña tendría que enfrentarse a una recesión económica muy agresiva durante este periodo de tiempo. La incertidumbre afectaría de una manera mucho más grave a Cataluña frente al resto del país.
En cualquiera de los dos casos la visión económica que ofrece el Banco de España no es nada halagüeña. Hablamos de un impacto muy negativo a nivel económico y en lo relativo a la estabilidad financiera de toda España.
Esperemos que la inestabilidad política catalana se resuelva muy pronto para que los ciudadanos no tengan que verse afectados de manera tan grave por un recesión en la recuperación económica y en la salida de la crisis.