El BCE mantendrá su política económica durante el 2018

Parece ser que el Banco Central Europeo (BCE) planea mantener su política económica durante el próximo año tal y como se ha podido extraer de su última reunión.
Aunque no se hayan anunciado cambios en este sentido, el BCE ha insistido en que las noticias son positivas y ha querido lanzar un mensaje esperanzador haciendo hincapié en que la inflación y las previsiones económicas para los próximos años son mucho mejores de lo previsto. Gracias a estas buenas noticias poco a poco se podrán ir retirando los estímulos activos para mejorar la economía de la eurozona. No obstante, el BCE ya ha previsto que esta situación se mantendrá activa durante cierto tiempo por lo que el regreso a la normalidad monetaria todavía no se encuentra cerca.

Entre las políticas económicas más famosas para incentivar la economía se encuentran sin duda las siguientes:

  • Los tipos de interés establecidos en el 0,00 % para las operaciones principales de financiación del eurosistema. Un mínimo histórico que permanece activo desde el pasado mes de marzo de 2016. El mercado prevé que no se subirán los tipos de interés por lo menos hasta el año 2019. 
  • La bajada de facilidad de depósito hasta el -0,40 %. Esto supuso la bajada en diez puntos básicos en la facilidad de depósito. Por medio de esta medida Draghi ha conseguido que los bancos aumenten los créditos y “muevan el dinero”. Aquellos que han preferido seguir guardando su liquidez en el BCE en vez de moverla han sido penalizados pagando una décima más por ellos. 
  • Reducir el volumen de compra de deuda pública y privada. Aunque el BCE planea seguir comprando deuda mensualmente por medio del programa QE la idea es reducir el importe de los 60.000 millones de euros actuales hasta los 30.000. La intención es aplicar esta reducción en la compra de deuda a partir del próximo mes de enero. Aunque la intención es retirar esta acción el mes de septiembre el plazo y la cuantía del QE pueden verse ampliados en caso de ser necesario. 


Las previsiones de inflación y crecimiento para los próximos años en la eurozona según el BCE

Sin duda lo que más ha llamado la atención de esta última reunión han sido las previsiones al alza de crecimiento e inflación durante los próximos años en la eurozona. 

En cuanto al PIB

  • Según las previsiones del BCE se espera que durante el año en curso el PIB aumente en dos décimas más de lo que se esperaba. En concreto un 2,4 %. 
  • Para 2018 se estima que crezca en + 5 décimas con un 2,3 %.
  • Para 2019 se estima que crezca en + 2 décimas con un 1,9 %.
  • Para 2020 que aumente en 1,7 %. 

En cuanto a la inflación 

  • Para este año el BCE se prevé una inflación del 1,5 %.
  • Para 2018 se prevé un 1,4 %, lo que implica + 2 décimas en comparación con la anterior previsión.
  • Para 2019 se prevé un 1,5 %. Estas lecturas todavía están algo lejos del 2 % que se ha marcado el BCE como objetivo.

Debido a que el crecimiento es óptimo pero todavía algo bajo, Draghi considera necesario seguir manteniendo los estímulos económicos para afianzar el PIB y la inflación. Por lo menos hasta que la inflación alcance el 2 %.