¿De cuánto tiempo dispones para devolver un recibo?

Es probable que te hayan girado un recibo que no debes de pagar tú o que sea de un importe que no corresponde de la realidad. Ante estas situaciones lo normal es pensar den devolver. Sin embargo, ¿sabes de cuánto tiempo dispones para devolver un recibo? En Capital Privado Barcelona te lo contamos.


Devolver un recibo

A pesar de lo que hayas podido escuchar puedes devolver todos los recibos. Si no están autorizados por ti ninguna empresa tiene consentimiento para poder girártelos. Con la domiciliación de este tipo de trámites para evitar tener que preocuparnos mes a mes de pagar pueden surgir a veces algunas complicaciones. Principalmente debido a la automatización del sistema. Por ejemplo puede que te suscribieras a una revista por un año y te cobren el pago antes de comenzar el siguiente sin que tú lo hayas solicitado. O que te hayan subido un recibo mensual de un importe fijo de cuyo aumento nadie te ha informado.

Los plazos

En estas situaciones es normal que devolvamos la cantidad y esperemos la devolución total o parcial del dinero. Para poder llevar a cabo dicha acción podemos ampararnos en la Ley. En caso de que se trate de un pago que hemos autorizado disponemos de un total de 50 días para hacer la devolución. 
En caso de que no hayamos consentido dicho servicio tendremos hasta 13 meses para poder devolverlo. La fecha que sirve como base para establecer este límite es el día en el que el recibo es cargado en nuestra cuenta. 

Las devoluciones

Al devolver un recibo podemos encontrarnos con dos situaciones. 

  • Que el banco realice la devolución de manera inmediata y recibamos el dinero en cuenta. En este caso la entidad dispone de un plazo máximo de 10 días hábiles para ingresar el dinero en nuestra cuenta. 
  • Que no se lleve a cabo la devolución y tengamos que acudir a la vía judicial. Si la entidad financiera decide denegar la devolución deberá de dar explicaciones al cliente de su determinación. 


Las consecuencias de devolver un recibo

Lo normal cuando nos planteamos devolver un recibo es ponernos previamente en contacto con la empresa que nos ha girado el importe a pagar. Una buena manera de evitar posibles problemas es hablar con el servicio de atención al cliente o de facturación para comprender por qué se nos ha cargado dicho recibo. En caso de que se trate de un error la propia empresa nos indicará que lo que debemos de hacer es devolver el recibo. Si el cargo no corresponde con el importe pactado la empresa puede pedir que se devuelva el recibo o que se lleven a cabo ajustes en la factura del siguiente mes. En cualquiera de los casos es conveniente que recibamos esta información por escrito para poder llevar a cabo reclamaciones en caso de ser necesario. 
Piensa que en ocasiones negarnos a pagar un recibo puede tener consecuencias negativas para nosotros. Aunque tengamos la razón. Por ejemplo la empresa que lo ha girado puede decidir incluir nuestro nombre en Asnef o RAI. Dos de los principales ficheros de morosidad que operan en España. Las consecuencias de estar en estos ficheros son bastante graves, sobre todo si buscamos financiación. Estar en los registros de morosos implica que la mayor parte de las entidades financieras (sobre todo las tradicionales) se nieguen a ofrecernos un préstamo cuando lo solicitemos.