Qué diferencia hay entre un crédito y un préstamo

Si estás buscando financiación para emprender algún tipo de proyecto es probable que te hayas encontrado con estos dos términos de manera indistinguible: crédito y préstamo. Y puede que por muchas vueltas que le des al asunto no sepas la diferencia que hay entre uno y otro.
Si ese es tu caso, no te preocupes. En Capital Privado Barcelona vamos a explicártelo. ¿Estás preparado para saber más al respecto? En ese caso, sigue leyendo.



Cuáles son las diferencias entre un crédito y un préstamo

A pesar de que cada vez hay más costumbre de utilizar ambos término como sinónimos, lo cierto es que se trata de productos financieros diferentes.

Los préstamos

Consideramos un préstamo a aquel capital que el prestamista ofrece aun prestatario en un tiempo récord. Normalmente los préstamos se conceden en un intervalo de unas 24 horas. Aunque pueden tardar un poco más en función de su importe. La característica principal del préstamo es que el prestatario puede disfrutar del capital solicitado desde el comienzo del acuerdo y en poco tiempo.
En cuanto a las comisiones y los intereses estos se calculan en función del importe total solicitado. Por tanto si se han pedido 500 €, los intereses se calcularán partiendo de esta cifra y habrá que abonarlos durante el plazo de devolución que se haya fijado entre ambas partes. Una vez finalizado el periodo de devolución el préstamo quedará completamente saldado.


Los créditos

Los créditos, al igual que sucede con los préstamos, son acuerdos financieros entre prestamistas y prestatarios. Sin embargo la principal diferencia con el producto anterior es que el prestatario no va a disfrutar de todo el capital solicitado nada más pedirlo. En este caso la entidad que lo ofrece se encarga de fijar el límite del que puede disfrutar el prestatario en un momento dado. Es decir, que el cliente no podrá retirar todo el dinero de golpe, sino que tendrá que hacerlo de forma parcial en función de los límites impuestos.
Los intereses están directamente ligados al importe del total solicitado que el cliente ha retirado para su uso. Volviendo al ejemplo de los 500 €. Si en este caso el cliente solo ha retirado 200 €, tendrá que abonar los intereses correspondientes a esta cantidad y no a los 500 €.
Para utilizar el capital concedido por medio del crédito el cliente tendrá acceso a una cuenta o una tarjeta de crédito en la que se hará efectivo el ingreso. Igual que en el caso anterior, este tipo de producto financiero se concede durante un plazo determinado. Sin embargo, en contra de lo que sucede con los préstamos, una vez finalizado dicho plazo se puede ampliar o renovar.
A pesar de estas diferencias la manera de solicitar ambos productos es prácticamente idéntica. En cuanto a papeleo y requisitos que hay que cumplir para que la entidad lo ofrezca.

Si te ha resultado interesante este artículo

En capital Privado Barcelona nos gusta tenerte al tanto de todas las novedades a nivel financiero y económico que se van moviendo fuera y dentro de nuestro país. De ahí que hayamos creado un blog expresamente para que puedas estar al día de todas ella. Puedes leer otros artículos interesantes en este espacio. Por ejemplo los siguientes: