¿Sabes en qué consiste la reunificación de deudas?

Es probable que con el paso del tiempo hayas acumulado varias deudas en tu haber y que tengas que realizar diferentes pagos de manera periódica. Quizá debido a esta situación cada vez te resulte más complicado llegar a fin de mes de manera holgada.

En este caso es probable que pueda resultarte interesante la reunificación de deudas. ¿Sabes en qué consiste? ¿Has oído hablar alguna vez de ella? En Capital Privado Barcelona te lo explicamos todo.


Qué es la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es un tipo de medida financiera por medio de la cual el prestatario acude a una empresa mediadora para aunar todas sus deudas en una única. Esta empresa puede ser tanto de capital privado como un banco.
Al reunificar las deudas el prestamista se encarga de liquidar las anteriores y se crea un nuevo préstamo en el que se modifican las condiciones en cuanto a intereses, capital y plazo de amortización. En este nuevo préstamo las cuotas mensuales son mucho más bajas y la amortización suele aumentar. Como elemento positivo los intereses que hay que abonar al mes se reducen y el prestatario puede cubrir sus deudas financieras sin problemas.
Llevar a cabo este proceso tiene tanto ventajas como inconvenientes. De ahí que sea necesario estudiar cada caso por separado para comprobar si en el nuestro particular es la decisión financiera más acertada. 

¿Qué gastos implica la reunificación de deudas?

Aunque podamos pagar con más holgura el dinero que debemos cada mes, tendremos que afrontar una serie de gastos por reunificar deudas. Además de los intereses existen otros costes que hay que valorar. Como por ejemplo los siguientes:
  • Cancelación anticipada del resto de préstamos. Muchos préstamos incluyen cláusulas por medio de las cuales el prestamista ha de abonar una serie de comisiones en caso de amortizar de manera anticipada un préstamo o de realizar su cancelación completa. Al reunificar deudas tendremos que hacer frente a este coste en la mayoría de los casos.
  • Si incluimos en la reunificación de deudas nuestra hipoteca… tendremos que volver a dar de alta un préstamo hipotecario con sus consecuentes costes. Como por ejemplo la tasación oficial de la vivienda, la apertura de un nuevo préstamo, los gastos de notaría o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. 
  • Abonar sus honorarios a la empresa mediadora. Está claro que la empresa que funciona como mediadora en este trámite también tiene que cobrar por su trabajo. 

¿Cualquiera puede acudir a la reunificación de deudas?

Lo cierto es que para utilizar esta opción financiera es necesario cumplir una serie de requisitos. Como por ejemplo los siguientes:
  • En general suele ser necesario unificar todas las deudas que tenemos bajo este nuevo préstamo.
  • Si se lleva a cabo la reunificación de deudas por medio de un préstamo hipotecario debemos de tener en cuenta que el importe prestado no ha de superar en ningún caso el 80 % del valor real del inmueble. 
La reunificación de deudas es un arma de doble filo. Pues aunque nos permita afrontar de manera más desahogada cada mes los gastos que hemos contraído, lo cierto es que a la larga pagaremos más capital por el nuevo préstamo en forma de intereses. Y tendremos un plazo de amortización mucho más dilatado que el que teníamos previamente.

Echa un vistazo a las noticias de Capital Privado Barcelona

Si quieres saber más sobre economía y finanzas te animamos a que eches un vistazo a las noticias de Capital Privado Barcelona. Aquí encontrarás información que puede resultarte útil e interesante. Te ponemos algunos ejemplos: