Diferentes tipos de anticipos de nómina

Es probable que tengas una nómina fija. Sin embargo puede que esta no sea suficiente como para llegar a fin de mes en algunas ocasiones. En estos casos una alternativa financiera que puede resultar atractiva es solicitar un anticipo de nómina. 
Dentro de los tipos de anticipos de nóminas podemos encontrar dos variantes: los préstamos nómina y los créditos nómina. 
Desde Crédito Particular y a través de Capital Privado Barcelona vamos a explicarte las características de los diferentes tipos de anticipos de nómina y por qué se consideran productos financieros distintos. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? Pues no dejes de leer el siguiente post. Comencemos. 

Los dos tipos de anticipos de nómina

En cuanto a los dos tipos de anticipos de nómina que hay se trata de los siguientes:

Créditos de nómina

Los créditos de nómina son aquellos productos financieros que el banco concede cuando tenemos una nómina estable. Se trata de un adelanto de nuestra propia nómina con el que podemos hacer frente a los pagos que tengamos atrasados. Al tratarse de un crédito el banco lo que nos ofrece es un importe total para gastar que equivalga a nuestra nómina completa. No nos ingresará este dinero en la cuenta, sino que tendremos opción de utilizarlo hasta ese límite. Igual que nos sucede con nuestras tarjetas de crédito.
  • Se trata de un crédito cuya financiación es inmediata, lo que lo convierte en una opción muy interesante si necesitamos dinero rápido. 
  • No es necesario firmarlo ante notario. Lo cual nos permite ganar mucho tanto en tiempo como en dinero. 
  • Solo pagaremos intereses por el capital que utilicemos. Es decir, que aunque nos concedan un crédito por el valor completo de nuestra nómina si solo usamos el 25 % los intereses serán sobre este importe y no sobre todo el dinero. 

Préstamos de nómina

El segundo tipo de anticipo de nómina que podemos solicitar a nuestra entidad financiera es el préstamo de nómina. En este caso, a diferencia del crédito, el banco nos concede el capital completo equivalente a nuestra nómina. Por tanto dispondremos de un ingreso en nuestra cuenta donde quedará reflejado ese importe. 
  • A cambio tendremos que comprometernos a devolver el dinero, junto con los intereses en las mensualidades y plazo que acordemos con el banco.
  • Al tratarse de un préstamo donde recibimos todo el dinero de nuestra nómina de un solo golpe, tendremos que pagar intereses por todo el capital. A diferencia de lo que sucedía con los créditos de tipo nómina.

¿Cuál de estos dos tipos de anticipos de nómina resulta más interesante?

En ambos casos dependiendo de la antigüedad, del estado financiero del cliente y del tipo de empleo, el banco procederá o no a conceder cualquiera de estos dos tipos de adelanto de dinero. 
En cuanto a cuál puede resultar más interesante sin duda el crédito nómina. No hay que olvidar que en este caso solo tendremos que pagar intereses por el capital que vayamos a utilizar. 

¿Te ha gustado este artículo?

En ese caso te animamos a que eches un vistazo al aparatado de noticias de nuestro blog. Aquí encontrarás información variada e intersante sobre el mundo de las finanzas. Como por ejemplo: