¿Por qué pueden resultarte interesantes los préstamos de capital privado?

Sin duda el mundo de los préstamos ha evolucionado considerablemente durante los últimos años. Y gran parte de estas mejoras se deben al estallido de la crisis. Cuando en 2008 la crisis hizo acto de presencia los bancos comenzaron a denegar poco a poco los préstamos. Tanto a empresas como a particulares. Lo cual supuso un grave revés a la estructura económica de nuestro país. 
Sin embargo a raíz de esta situación comenzaron a salir empresas de capital privado y prestamistas particulares que se encargaron de llenar ese vacío financiero. Entre ellas surgió precisamente Crédito Particular, que lleva operando en España desde el pasado año 2012
Los préstamos de capital privado han ido mejorando con el paso de los años, hasta tal punto que llegan a resultar mucho más atractivos que los de los bancos. En este artículo desde Capital Privado Barcelona queremos explicarte por qué pueden resultare interesantes los préstamos de capital privado. Si quieres saber más al respecto, no dejes de leer el siguiente post. Comencemos. 


Qué hace interesantes los préstamos de capital privado

Hay ciertas ventajas en este tipo de préstamos que han conseguido que convertir este producto financiero en una alternativa muy interesante a los ofertados por los bancos. Entre las ventajas que ofrecen los productos que ofrecen los prestamistas de capital privado destacan sin duda las siguientes:

Intereses muy competitivos

Siempre se ha pensado que los bancos ofrecen los créditos con los mejores intereses. Pero esto no es cierto. De ello los préstamos de capital privado tienen unos intereses muy competitivos que convierten sus productos financieros en una gran oportunidad. Según los datos ofrecidos por el Banco de España el TAE de estos préstamos suele rondar entre el 6 % y el 8 %. 

Sin necesidad cambiar de banco ni productos vinculados

Dos de las características más interesantes de los préstamos de capital privado son:
  • No tienes por qué cambiar de banco. Si has ido alguna vez a un banco a pedir un préstamo sabrás que una de las obligaciones que todos incluyen es que tengas una cuenta corriente con ellos. Incluso en muchas ocasiones te obligan a cambiar tu nómina a su banco para concederte dinero. Pues bien, en el caso de los préstamos de capital privado esto no sucede. Siempre podrás mantener tu cuenta corriente con el banco que quieras. 
  • No existen productos vinculados. Los productos vinculados suelen ser una de las estrategias más utilizadas por los bancos para obtener más beneficios cuando ofrecen préstamos. Con la excusa de bajar los intereses del crédito, o simplemente como mero trámite para concederlo, obligan a sus clientes a aceptar ciertas vinculaciones con el banco. Desde dar de alta una tarjeta de crédito. Tener una cuenta corriente con ellos. Cambiar nuestra nómina a su banco o contratar diferentes tipos de seguros. Estas acciones no existen en los préstamos de capital privado ya que no hay productos vinculados. 

Facilidad en los trámites

A diferencia de los que sucede habitualmente en los bancos las empresas de capital privado cuidan al máximo de sus clientes. Ofreciendo, por ejemplo una facilidad de trámites verdaderamente increíble. 
  • Los requisitos son mucho menos exigentes. Clientes con Asnef, con una nómina irregular o con un CIRBE poco aceptable pueden conseguir financiación por esta vía. Algo que en los bancos es impensable pues son mucho más restrictivos con las exigencias. 
  • No tendrás que trasladarte para entregar la documentación. Todas las empresas de capital privado operan a través de internet. Lo cual ofrecen múltiples ventajas para el cliente. Por ejemplo no tener que trasladarse a ninguna oficia para poder presentar la documentación. Además al operar a través de internet podrás realizar las gestiones desde cualquier lugar.