¿Qué tipos de préstamos entre particulares existen?

Los préstamos entre particulares pueden resultar un método muy adecuado para conseguir financiación en un momento dado. Desde que comenzó la crisis en el 2008 los bancos redujeron la concesión de capital tanto a particulares como a empresas. 
Ante esta situación comenzaron a surgir con fuerza nuevas entidades de crédito capaces de absorber a todos aquellos clientes que los bancos no consideraban como seguros. 
Dentro de estas modalidades se encuentran las empresas de capital privado, como Crédito Particular, y los prestamistas.
En este artículo vamos a explicarte que tipos de préstamos entre particulares existen. De esta manera conocerás una de las alternativas financieras que mejor funcionan a nivel internacional. ¿Te gustaría saber más sobre préstamos entre particulares? En ese caso, sigue leyendo este artículo. 


Tipos de préstamos entre particulares

Cuando hablamos de préstamos entre particulares podemos encontrar diferentes modalidades en función de diferentes aspectos. Por ejemplo:

Préstamos entre particulares según quién presta el capital

Los prestamistas privados pueden ser muy diferentes. Piensa que el capital puede ser prestado por otra persona pero también por una empresa. Igualmente el que lo recibe como prestatario también puede ser una persona física o jurídica. Por eso, en función de quién presta y quién recibe el dinero tendríamos los siguientes préstamos entre particulares:
  • Préstamos entre particulares de personas físicas
  • Los préstamos entre empresas
  • Y por último los préstamos entre una persona física y una persona jurídica. Es decir, una empresa. 

Diferentes tipos de préstamos entre particulares en relación al medio utilizado

En este caso los préstamos entre particulares pueden ser de dos tipos:
  • Directos. Hablamos de préstamos directos entre particulares cuando no existe ningún intermediario entre ambas partes. Hay que tener cuidado con este tipo de prestamistas pues carecen de regulación legal, por lo que resultan más arriesgados. 
  • Indirectos. A diferencia del primer caso, en este segundo tipo de crédito sí que existe un intermediario entre el prestamista y el prestatario. Suele tratarse de plataformas especializadas en financiación alternativa. Las conocidas como plataformas de Crowdlending o P2P. 

Y por último los créditos entre particulares en función de los intereses establecidos

No todos los prestamistas deciden añadir intereses a sus préstamos. Por eso esta es otra variable para diferenciar los tipos de préstamos que hay. En este caso nos encontraríamos con:
  • Créditos entre particulares con intereses. Son aquellos préstamos que se hacen entre desconocidos. Los prestamistas ofrecen su capital a cambio de recibir una compensación económica. Esta compensación son precisamente los intereses. En función del riesgo que conlleve la operación estos pueden ser más o menos elevados.
  • Y préstamos entre particulares sin intereses. Por norma general los préstamos que se hacen entre particulares que tienen algún vínculo entre sí carecen de intereses. Nos referimos a los préstamos entre familiares y amigos. En estos casos el prestamista ofrece el dinero de manera desinteresada. Ojo con estos préstamos. Es necesario realizar un contrato entre ambas partes y fijar las características del préstamo para que no sean confundidos con una donación. 

Características que han de tener los contratos entre prestamistas particulares

Tanto si se trata de un préstamo entre amigos y familiares como con un desconocido es necesario establecer una relación contractual entre ambas partes. De este modo quedarán fijados los límites, plazos, intereses y características del contrato. Como no existe un modelo estándar de contrato para este tipo de crédito lo más recomendable es que siempre queden reflejadas las siguientes características:
  • Fecha de vencimiento. Se debe de establecer el tiempo límite con el que cuenta el prestatario para devolver el préstamo. 
  • Fijar los intereses. Tanto si los hubiera como si no.
  • Calendario de pagos e importe asociado. Ya mensual, trimestral, semestral, anual… etcétera.
  • Características extraordinarias. Desde que exista el pago de posibles comisiones por cancelación anticipada o parcial. O qué consecuencias hay en caso de que el prestatario se retrase en los pagos. Cuanto más claro quede todo menos problemas legales habrá a la larga.