Principales tipos de préstamos para particulares

Los préstamos para particulares están a la orden del día. Y no es de extrañar si pensamos en la realidad económica en la que nos ha tocado vivir. Donde la escasez de empleo y los sueldos bajos son lo más frecuentes. Esto ha llevado a ampliar el tipo de préstamos para particulares que existen al igual que las empresas de crédito que se encargan de concederlos. 
Desde Capital Privado Barcelona queremos ofrecerte un listado con los principales tipos de préstamos para particulares para que sepas qué opciones existen en el mercado. ¿Te gustaría saber más al respecto? En ese caso, no dejes de leer el siguiente post. Comencemos. 


Tipos de préstamos para particulares

Préstamos hipotecarios 

Los préstamos hipotecarios son sin duda uno de los más utilizados por todos los ciudadanos. No en vano son necesarios en la mayoría de los casos para poder adquirir una vivienda. Ya que son pocas las personas que disponen de suficiente capital propio como para poder pagar una sin ayuda financiera. 
Estos préstamos son sin duda los productos más contratados en los bancos. En vez de garantía personal estos préstamos utilizan la vivienda que va a ser adquirida como aval. En cuanto al tipo de interés puede ser fijo o variable y pueden llegar a tener una duración de hasta 40 años. 

Los préstamos personales 

Los préstamos personales son concedidos tanto por los bancos como por las empresas de capital privado y prestamistas particulares. Hoy en día es más frecuente que sean las empresas de capital privado las que los concedan. Principalmente porque el nivel de exigencia de los bancos en cuanto a los requisitos a cumplir es muy elevado. En este tipo de préstamos el prestatario responde al impago de la deuda con garantía personal. Es decir, con sus bienes presentes y futuros. Suelen utilizarse para hacer frente a imprevistos económicos y existen gran cantidad de opciones en el mercado. Los intereses varían en función del plazo de amortización del préstamo, que puede llegar a los 10 años. 

También están los préstamos al consumo

Los préstamos al consumo son productos financieros en los cuales se especializan los grandes comercios. Por ejemplo tipo Carrefour o Media Markt. Estos préstamos sirven para adquirir directamente productos de la casa. Es decir, que en vez de dinero el cliente se lleva a casa aquello que quería comprar y para lo que no tenía dinero. Suelen ofrecer periodos de carencia y no suelen disponer de plazos de amortización muy largos. 

Préstamos online 

Los préstamos online son uno de los métodos financieros más utilizados hoy en día. Podrían incluirse dentro del sector de los préstamos personales, pero preferimos dedicarle un espacio propio. Estos préstamos están gestionados por empresas de capital privado. Y han surgido con gran fuerza desde el comienzo de la crisis en 2008. La regulación de este tipo de préstamos ha comenzado a ser mucho más estricta a partir de 2012. Y ofrece cantidades de capital muy diversas dependiendo del producto que se contrate. Dentro de los prestamos online uno de los productos estrella es sin duda los mini créditos online. Por medio de los cuales el cliente puede obtener hasta aproximadamente unos 1.000 € a devolver en un plazo aproximado de un mes. 

Y por último préstamos con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria son otra variedad en la que se han especializado las empresas de capital privado. Por medio e estos préstamos el cliente obtiene capital ilimitado si dispone de un inmueble en propiedad. Este se utiliza como garantía. Para que sirva a tal efecto debe de estar libre de cargas y ser susceptible de venta. 
El importe que se ofrece estará directamente relacionado con el valor de mercado del inmueble. Son préstamos que ofrecen oportunidades de financiación incluso a aquellos clientes con una situación financiera algo compleja. Por ejemplo usuarios o empresas que están inscritos en Asnef. También conceden préstamos a clientes con nóminas inestables.