Cosas a tener en cuenta en la renovación de un depósito

Los depósitos son uno de los métodos más utilizados por los inversores conservadores para sacar beneficio de sus ahorros. Lo normal es que previo a la contratación de este tipo de producto financiero nos dediquemos a comparar las diferentes opciones que existen en el mercado. Con la intención siempre de apostar por aquellos depósitos que mejor encajan con nuestro espíritu financiero y con lo que andamos buscando. Los elementos frecuentes que solemos revisar son la rentabilidad que obtendremos, el plazo y el importe total. Pero, ¿qué pasa cuando el plazo está a punto de vencer? ¿Has pensado alguna vez en las cosas en tener en cuenta en la renovación de un depósito? Desde Capital Privado Barcelona te las contamos. 


Que hay que tener en cuenta para la renovación de un depósito

Si te estás plantando esta cuestión lo más probable es que tu depósito esté a punto de vencer. Por lo que tendrás interés en saber si merece o no la pena proceder a su renovación. Para obtener la respuesta adecuada lo mejor es no perder de vista los siguientes consejos. Veamos cuáles son. 

Comparar los depósitos actuales

Puede que cuando contrataste el depósito que ahora está a punto de vencer fuera la mejor opción que había en el mercado. Sin embargo es probable que en este momento haya otros depósitos que puedan resultarte mucho más interesantes que el que tienes en la actualidad. Compara la rentabilidad del tuyo y sus características para valorar si existe otro producto en el mercado que te compense mucho más. 

Atención recibida

Si alguna vez te ha tocado estar en un banco con el que no tienes una buena relación sabrás a lo que me refiero. Puede que la sucursal en la que te encuentras sea un desastre o simplemente la política de empresa no encaje contigo. O quizá te haya pasado todo lo contrato y el trato haya sido verdaderamente impecable. 
Conseguir una buena atención para resolver tus dudas y problemas es vital para decantarte por la renovación de un depósito o no. Piensa que si la relación no ha sido buena ni te parecen profesionales tendrás que volver a aguantar el mal trato hasta que el depósito vuelva a vencer de nuevo. 

Revisar las condiciones acordadas por contrato

Antes de lanzarte a la renovación del depósito que tengas un buen consejo es revisar de nuevo las condiciones acordadas por contrato. En mucha ocasiones una vez se renueva uno de estos productos de ahorro las condiciones cambian por completo. Comprueba que:
  • El plazo de duración y el importe sea el mismo para la próxima etapa. 
  • Sin embargo la rentabilidad ha de ser diferente. Lo ideal es que esta se equipare a la que está vigente cuando tengas que pasar por la renovación del depósito.  

Revisar si el depósito dispone de renovación automática

Muchos depósitos disponen de una cláusula en la que, a no ser que haya alguna notificación por parte del cliente, el producto financiero se renueva automáticamente. Es importante que tengas claro si esta particularidad forma parte del depósito que tienes contratado. 
De ser así comprueba si te interesa renovarlo. En caso de que se te pase por alto avisar unos días antes de que no quieres renovar el producto, tendrás un total de 15 días después para poder darlo de baja. 
A no ser que necesites dinero de manera inmediata contar con un depósito es un buen método de ahorro y nos permite guardar el dinero a buen recaudo. Por tanto si no renuevas el actual que tienes no está de más revisar otras alternativas que puedan resultar de interés para invertir ese dinero que pronto se quedará libre.